¿Diferencia entre cargador monofásico y trifásico? Easy

La diferencia entre cargador monofásico y trifásico es una de las preguntas más comunes para los conductores que acaban de llegar a la movilidad eléctrica. Tranquilidad, la instalación trifásica y la instalación monofásica no vienen del espacio, ni nada por el estilo, es muy fácil de entender. Hagámoslo easy.

Veamos que significa la instalación de un cargador tipo monofásico y trifásico:

El Cargador Monofásico

La instalación de un cargador de coche monofásica son aquellas en las que tienen una sola fase y una única corriente alterna. Estas instalaciones tienen un voltaje de 230 voltios.

La opción monofásica es de la más utilizadas en viviendas privadas, ya que por norma suele poseer menos de 10kW.

La ventaja principal que tiene es que el coste de la energía comparado con la trifásica es más económico, eso si, tarda más tiempo en recargar tu vehículo eléctrico. Aquí te dejamos una web que te ayuda a comparar los precios de las tarifas de la luz supervalle para vehículos eléctricos.

El Cargador Trifásico

Sin embargo, las instalaciones de punto de recarga trifásico son las que tienen tres fases y tres distintas corrientes alternas, de las que dividen la instalación en tres partes y llega la potencia constante. Tres fases, tres corrientes alternas…¡Easy!

Al contrario de la instalación monofásica, este tipo de instalaciones de punto de recarga trifásico se utilizan en empresas, industria y generalmente poseen potencias superiores o iguales a 11kw.

La gran ventaja de la instalación trifásica es que puedes cargar tu coche eléctrico mucho más rápido, aunque todo dependerá también de la capacidad del cargador o de la potencia contratada, en caso de estar en casa.

Cómo saber si la instalación es monofásica o trifásica

Para saber si tienes una instalación monofásica o trifásica sólo hace falta mirar el ICP, uno de los interruptores que se encuentran en el cuadro de luces:

El interruptor de control de potencia (ICP), sirve para limitar el uso de la potencia a la que tenemos contratada. Si en algún momento sobrepasamos la potencia que tenemos contratada, saltaran los plomos. También sirve para evitar daños en las instalaciones eléctricas en caso de sobrecargas.

Tipo de ICP en caso de instalación monofásica y trifásica:

La carga monofásica y la carga trifásica es fácil de enteder, es easy.

¿No es difícil, verdad? Si es que las cosas cuanto más fácil te las expliquen mejor. Esperamos que os hayáis quedado con la diferencia entre cargador monofásico y trifásico y sigáis nuestro blog para resolver todas esas dudas que a nosotros nos gusta resolver, así de easy.

Y si lo que quieres es dar el paso para instalarte un punto de recarga, no lo dudes, contacta con nuestro equipo de expertos y verás que easy te lo hacen… Más fácil que entender la diferencia entre monofásico y trifásico!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba